Colocación de la baldosa hidráulica

Colocación del suelo hidráulico paso a paso

Antes de proceder con la colocación del suelo hidráulico es de vital importancia que el personal encargado de dicha tarea lea detenidamente las indicaciones que se describen a continuación para una correcta instalación del suelo.

Proceso de colocación del suelo hidráulico

  1. La colocación de la baldosa hidráulica es sencilla y rápida, y para su perfecta ejecución habrá, previamente, que nivelar el suelo sobre el que se va a colocar, dejándolo secar (nunca colocar losas sobre relleno de cemento fresco). Además, esperaremos a que la base sobre la que vamos a colocar el mosaica hidráulico esté perfectamente seca, ya que de otra forma la humedad de la obra se evaporará, provocando manchas de salitre en las baldosas.
  2. Es aconsejable dejar algo de espacio entre el final del suelo y la pared, lo justo para que el rodapié pueda taparlo y, de esta forma, evitar posibles problemas de rotura de baldosas por movimientos estructurales de la vivienda.
  3. Una vez que se ha planteado el mosaico, la colocación de la losa deberá realizarse aplicando cemento cola con rastrillo de dientes gruesos, tanto en el suelo como en la baldosa (doble encolado), para mejorar la adherencia y evitar posibles vacíos que puedan despegar alguna baldosa en el futuro.
  4. La colocación de la baldosa hidráulica deberá realizarse nivelándola manualmente, una a una y sin utilizar martillo u otros utensilios, ya que posteriormente no se puede pulir como otros materiales.
  5. La separación entre baldosas ha de ser mínima, de 1 a 2 mm (a hueso), respetando la alineación de las mismas para conseguir un buen acabado del dibujo.
  6. Una vez terminada la colocación de la baldosa hidráulica y el secado del cemento cola, habrá que limpiar la superficia con abundante agua, eliminando la fina capa de polvo pigmentado que cubra las baldosas.

Relleno de las juntas del suelo hidráulico

  1. Previo al relleno  de las juntas de las baldosas hidráulicas, habrá que aplicar un hidro-oleofugo sobre las mismas (FOB XTREME marca FILA), de manera que los restos de la lechada no queden profundamente adheridos a la capa de pigmentos del suelo hidráulico, ya que posteriormente pueden ser difíciles de extraer. Asegúrese de que la baldosa hidráulica este limpia y seca antes de aplicar  FOB-XTREME.
  2. Para el relleno de las juntas no se deberá utilizar nunca cemento de junta tintado. Estos pigmentos de color dejarían manchas irreversibles en la baldosa hidráulica.
  3. Utilizar una espátula para rellenar el espacio entre las baldosas, sin extender el cemento de junta por encima de la losa, procediendo inmediatamente a limpiar el exceso de cemento con un paño húmedo.
  4. No utilizar ningún producto ácido o corrosivo para quitar el exceso de cemento o para limpiar las marcas del cemento de las juntas.

Mantenimiento de la baldosa hidráulica

Demosaica recomienda el uso de los productos de limpieza de la marca FILA.

Limpieza final de obra

Una vez colocado el mosaico hidráulico, y después de haberlo limpiado con agua y jabón verde líquido o jabón neutro (nunca con productos ácidos, lejía o amoniacos), habrá que esperar para que el suelo se seque perfectamente y evitar así que salgan manchas cuando se le aplique el tratamiento tapaporos FOB-XTREME que cerraría los poros y no dejaría salir la humedad. Las losas deben respirar y toda la humedad de la obra debe evaporarse antes del tratamiento.

La evaporación del agua de la obra a través de las baldosas de cemento puede dejar en la superficie unos depósitos de calcificación blanquecinas en forma de manchas blancas que desaparecen con el lavado al agua del mosaico previo al tratamiento con el tapaporos FOB-XTREME .

Si quedaran algunas manchas de cemento, pintura u otros residuos después de la obra, se pueden retirar frontando con estropajo tipo ScotchBrite suave o con la aplicación del detergente desengrasante FILAPS87 diluido en agua en la proporción indicada por el fabricante.

Tratamientos

Demosaica recomienda para sus mosaicos la aplicación de los siguientes tratamientos de la marca FILA:

  1. En la fase de colocación, aconsejamos la aplicación del hidro-oleofugo FOB-XTREME  previo al rejuntado o relleno de las juntas, de manera que los restos de la lechada no queden profundamente adheridos a la capa de pigmentos de la baldosa hidráulica, ya que posteriormente pueden ser difíciles de extraer.
  2. Después de la limpieza final de obra y una vez la humedad se haya evaporado por completo, y si no han sido previamente tratadas con FOB-XTREME  previo al relleno de las juntas,  las baldosas deberán ser tratadas con el hidro-oleofugo antimanchas FOB-XTREME , que evita la penetración en profundidad de sustancias orgánicas sin alterar el aspecto del material. Con una brocha se aplica una capa fina del producto, esparciéndolo uniformemente sobre el suelo y evitando una aplicación excesiva del mismo.
  3. Ahora el suelo está preparado para recibir la cera natural de acabado y protección de ciertas manchas FILACLASSIC, que conderirá un aspecto sedoso al suelo y lo protegerá adicionalmente de ciertas manchas, y que será opcional para el cliente.
  4. Consultar el cuadro de aplicación de dichos productos FILA en su página web, enlace de FILA.

Mantenimiento

  1. Limpiar con jabón neutro (verde, Marsella, etc…) y agua. Recomendable FILACLEANER.
  2. No utilizar limpiadores fuertes, ácidos o alcalinos.
  3. Para quitar manchas más resistentes se puede utilizar un estropajo tipo ScotchBrite suave con ayuda del detergente FILAPS87 de FILA diluido en proporción 1:5.

FILAPS87

 

FILACLASSIC

Descargar manual de colocación y mantenimiento del suelo hidráulico